La formación financiera y el apoyo a la Mediación, claves para la evolución de los Seguros de Vida-Ahorro

El Colegio de Mediadores de Seguros de Córdoba, Huelva y Sevilla (COLMEDSE) celebró recientemente un foro en formato ponencia -con posterior mesa redonda- sobre los Seguros de Vida-Ahorro.

Pablo Jiménez Liébana (Asesor Financiero en Alcabala Brokers) fue el encargado de iniciar el acto a través de su ponencia, mientras que en la mesa redonda participaron Carlos Piñero (Director Vida de Helvetia), Francisco Martínez (Director General en ASISA Vida), Francisco José Alamino (Director de Vida de la Dirección Territorial Sur-Canarias en Zurich) Francisco García (Asesor Vida, Salud y Decesos Territorial Centro Sur en Plus Ultra) e Ildefonso Díaz (Responsable Comercial Territorial en Andalucía de Previsión Social Empresarial en Mapfre). La moderación del debate corrió a cargo de Gabriel Gisbert (Vocal Agentes de COLMEDSE).

En su ponencia, titulada Vida-Ahorro, el reto de lo desconocido, Pablo Jiménez destacó que “el contexto económico actual es complicado, con diferentes presiones e incertidumbres y una recuperación económica desigual, no sólo por estamentos, sino también por países”. Y añadió: “Las dos claves más importantes para crear una estrategia de inversión para nuestros clientes son la profesionalización del sector y las sinergias y colaboraciones entre Mediadores”.

El Asesor Financiero en Alcabala Brokers señaló que “el seguro Vida o Ahorro fideliza a nuestro cliente, tiene una mínima siniestralidad, ofrece un crecimiento estratégico con las Aseguradoras, tiene una escasa competencia y crea una renovación de nuestra cartera”. En su opinión, “es muy necesaria la formación en asesoramiento financiero y la búsqueda de talento. Por ejemplo, los actuales despidos de la Banca nos pueden beneficiar, pudiendo incorporar profesionales de este perfil a nuestros equipos”.

Con respecto al papel de COLMEDSE en esta coyuntura indicó que éste “puede ayudarnos, siendo un nexo de unión, creando sinergias de colaboración entre los Mediadores, además de potenciar la formación financiera”.

Por otra parte, Jiménez resaltó que “para la diferenciación, un gran valor añadido de las Compañías, son los productos de arquitectura abierta. Ya que están siendo fundamentales para personalizar y diseñar un traje a medida a nuestros clientes”.

Francisco Martínez (ASISA) inició el turno de opiniones en la Mesa Redonda: “La formación es fundamental, no puede haber evolución sin una previa formación. Sobre todo, la formación colateral al producto; ése debe ser el paso que tenemos que dar las Aseguradoras para ayudar a la Mediación”.

Ildefonso Díaz (Mapfre) aportó la visión de su aseguradora: “El método, por nuestra parte, no puede ser otro que ayudar no sólo técnicamente con el producto, sino a utilizarlo como un vehículo para solucionar un problema al Cliente. Eso nos hará marcar la diferencia”.

En opinión de Francisco García (Plus Ultra), “la Covid-19 ha provocado anticipar cambios en todo lo relacionado con las tareas administrativas o en la forma de interactuar con los clientes. A nivel digital, ha habido y habrá un desarrollo muy importante, pero el contacto personal también va a seguir evolucionando”.

Carlos Piñero (Helvetia), por otro lado, puntualizó que “lo que tiene el cliente es una necesidad; por ejemplo, cuando llegue su futura jubilación no va a ser en las condiciones deseadas y tiene que ir planificándola con tiempo suficiente. Nuestra labor ha de ser la de realizar un acompañamiento integral, no sólo en una solución de producto”.

Finalmente, Francisco José Alamino (Zurich) concluyó: “Las Aseguradoras tenemos que seguir apostando por ponérselo muy fácil a los Mediadores. La situación actual ha abierto nuevos horizontes, que nos ayudarán a ser más eficientes: Sobre todo el componente personal que aporta el Mediador, hay que aprovecharlo”.