Si no existieran, habría que inventarlos

Buenas, llevo más de treinta años trabajando en el Sector Asegurador y siempre he escrito para Asociaciones, revistas especializadas, Compañías Aseguradoras o Mediadores de Seguros (Luego te cuento…). Pero hoy lo hago para ti, Cliente, tú que eres el único jefe indiscutible que tiene cualquier negocio.

Imagino que con los problemas que existen hoy en día, no estarás muy al tanto de la situación en Seguros, un sector del que la mayoría de la gente, sólo se acuerda como de Santa Bárbara… cuando truena. Y que seguimos aquí siempre, para resguardarte. Pero bueno, si te apetece saber un poco más, te resumo algunas circunstancias que acaban provocando el título de este texto:

La situación, es que como en todos los sectores existen intermediarios entre el productor y el cliente final, hasta ahí normal. En este caso, los intermediarios se llaman Mediadores de Seguros (Agentes y Corredores, entre otros) y de un tiempo a esta parte, los primeros en concreto, son maltratados de forma indiscriminada, por la competencia directa, la indirecta y a veces hasta por la legislación vigente. Un buen ejemplo de todo esto, sucede con el propio sistema de trabajo o la publicidad de los competidores de los citados Agentes y Corredores.

Lo primero que conviene saber, es que los Mediadores, para serlo, han de formarse sí o sí previamente. Y de hecho están obligados a hacerlo por Ley constantemente (Tanto ellos como sus equipos) y así garantizar un mayor conocimiento, para dar el mejor servicio. Cuestión ésta que resulta interesante, para que puedas observar el nivel de profesionalización de nuestro sector. También, están obligados a demostrar su capacidad financiera o de viabilidad de negocio, su honorabilidad, aguantan una tremenda carga administrativa (cada vez más grande) y para colmo además, la competencia se permite licencias un tanto particulares.

Te pongo algunas situaciones, que posiblemente hayas percibido, oído de otros e incluso vivido en tus propias carnes:

La Banca. 

Estas entidades, tienen una visión exacta de su negocio: “€€€€”, creo que no te hacen falta botones para esta muestra. Para ellos, las personas son poco más que un tipo moneda, que manipulan a su antojo y a la que no les merece la pena tener muy en cuenta, a pesar de ser su mayor aval. Pero en el caso de los seguros, ahí qué te voy a contar… Han visto una oportunidad y nadie maneja mejor las oportunidades. Si quieres un producto bancario, desde un crédito a una cuenta corriente sin comisiones, la palabra “seguro” siempre aparece. Pero no para lo que realmente es su uso normal, asegurar tus riesgos, sino para utilizarlo como argumento de chantaje, para supuestos descuentos o para otras situaciones rocambolescas.

Pues que lo sepas, la ley es cristalina a este respecto: Real Decreto-ley 3/2020, de 4 de febrero, de medidas urgentes. Artículo 2, apartado F: “Son actividades prohibidas para los mediadores de seguros: Imponer directa o indirectamente la celebración de un contrato de seguro.” Para la próxima, ya tienes un argumento más para decir ¡NO gracias!.

La Mutua.

Una compañía de seguros que basa su estrategia, en bajarte el precio de lo que estés pagando, sea como sea y vengas de donde vengas. Que intenta convencerte de que el resto del sector te está maltratando, porque no te baja el precio del seguro cada año (tampoco es que ellos sean infalibles). O que alardea constantemente, de que tiene “el gran detalle” de cobrarte de menos en tus seguros, pues que quieres que te diga. No son los únicos que te hacen la vida más fácil, existen otras piezas en este tablero que viven y trabajan para ello: los Mediadores (Agentes y Corredores), que te asesoran, están a tu lado ante cualquier incidente y defienden tus intereses, sin recurrir a estos argumentos de venta primordialmente agresiva. Además, cabe recordar, que el resto de seguros Todo Riesgo del mercado, no son de mentira (como presumen de que el suyo es de verdad…)

Esto es muy fácil, si crees que todos los problemas, se arreglan en una sola llamada… ¡Te sorprenderán!

Líneas telefónicas.

Dicen… que tienen las mejores coberturas y claro por ende, el mejor precio garantizado, si ya tienes los 15 puntos, ni te cuento. Pero ¿Pagarás menos que en la Mutua?… En fin, más de lo mismo que te he contado antes.

Pero si me gustaría poner la vista en el último anuncio de una de ellas, donde han ido más allá y creo que se han equivocado. Con el choque de planetas, se han cruzado en la galaxia sin señalizar, no sé si por error u omisión, o quizás pudiera ser otra estrategia medida para conseguir más adeptos, no lo sé. La realidad es que su exposición tiene matices, los más importantes: Que los peritos no son como los pintan, hacen un trabajo digno de valorar, muy profesional y su pericia, nunca mejor dicho, es totalmente indispensable en estos casos. Sobre la letra “microparticular”, he de decir que existe en todas las compañías y en todas las pólizas ¿O es que, en sus anuncios televisivos, no suele pasar por la parte baja de la pantalla y a una velocidad endiablada, un texto que matiza lo que publicitan?… Y por supuesto, no bajan ni mucho menos, el precio de sus seguros por el hecho de quitar de en medio a los intermediarios (que tampoco es cierto, porque trabajan con algunos). Seamos realistas, que por teléfono o por internet, también se puede contratar con otros canales de venta, no han inventado la rueda.

Eso sí, considero correcto lo que dicen de “poner al cliente en el centro”… En el centro de su diana, a partir de ahí…

Y discúlpame, pero “permíteme que insista”, Matías ya no está, ¿Se habrá dado cuenta por fin, que ha sido la cara de una marca que podría sonrojarle, aunque fuese sólo por su desprecio a otros profesionales? Por suerte para ellos, Carlos, Mónica y Jaime, no han llegado a ser sus sucesores…

Todo esto ¿Te ha sonado verdad? En todos los sitios cuecen habas. De hecho, últimamente hemos visto manifestarse a taxistas, camioneros, al sector agrario… Por entre otras cosas, situaciones similares de agravios comparativos, todos de pleno derecho y con suficientes razones, para ejercerlo. Quizás, sea el momento de que los Mediadores de Seguros (Corredores y Agentes) reclamen su incuestionable lugar en el sector y su admirable labor social. Ahí lo dejo.

Quiero aclarar, que yo no tengo nada personal contra ninguno de los canales citados, pero de verdad, ¿No se puede hacer negocio sin presionar al cliente, “fardar” de ser los más baratos o faltar el respeto a los compañeros? Yo creo que sí, los Mediadores (Agentes y Corredores) lo hacen todos los días y no por eso lo hacen peor.

Pero, hagamos una pequeña reflexión: ¿Tan importantes son Agentes y Corredores de seguros? Pues sí. Te atienden presencialmente (con un amplio horario y sin ventanilla…) o al igual que hacen otros por teléfono, correo, WhatsApp, en redes sociales, vía web… También te escuchan cuando tienes problemas y los gestionan directamente sin derivarte a otros “solucionadores”. Te defienden ante cualquier imprevisto. Te asesoran y no te imponen nada a la hora de escoger la mejor póliza para ti, respetan a la competencia y por supuesto, esto ni lo dudes, no encarecen el precio de tu Seguro…

En conclusión, los Mediadores de Seguros (Agentes y Corredores) si no existieran, habría que inventarlos.